Facebook es una de las herramientas más importantes para encontar trabajo y hacer prosperar a tu negocio. Te mostramos cómo a continuación:

Te entendemos: si acabas de comenzar a trabajar por tu cuenta lo más probable es que te halles bastante abrumado, y si tienes años ya en los negocios, la tarea de tener presencia en Facebook y descubrir cómo utilizarlo a favor de tu negocio puede sentirse como algo muy complicado.

Incluso puedes estar justificando en estos momentos no hacer nada por tener redes sociales al convencerte de que “simplemente no es importante” para tu negocio. “La gente recomienda mi negocio”, puede ser que te digas a ti mismo… o “un apretón de manos en persona es mucho más efectivo que un “like” en internet.

Para nosotros en Invoice2go es importante compartir recursos para ayudarte a hacer que tu negocio prospere. Aunque las relaciones humanas en el mundo real son esenciales, las redes sociales son el lugar ideal para promocionar tu negocio y conectar con clientes a niveles que nunca antes habías visto. Facebook es uno de los mejores recursos, además de más fáciles de manejar, a tu disposición… y con gastos mínimos de entrada.

Sí, tendrás que dedicarle una parte de tu tiempo, pero puedes minimizarlo al utilizar guías y mejores prácticas incluidas en esta serie de dos partes. No pierdes nada con tener más herramientas de crecimiento para tu negocio, así que ¿por qué no lo intentas por 6 meses y decides si es lo mejor para tu negocio?

Crear Tu Página de Negocios en Facebook es Fácil. 

Facebook llega a miles de millones de personas en todo el mundo a diario, y se pone mejor: conecta a toda esa gente con sus negocios y comunidades locales todos los días.

Sin importar si vas comenzando un nuevo negocio por tu cuenta o tienes décadas y  toneladas de credibilidad, tus clientes y amigos no sólo conectarán contigo cuando abras una página o un grupo… es algo que ya estarán esperando de ti. Así que, si tu negocio no tiene presencia en Facebook, ya es hora de comenzar a hacerlo.

Lo primero que hay que tener en mente es: no te sientas intimidado por Facebook.

Si buscas en internet tutoriales o ayuda sobre Facebook (o cualquier otra red social), es muy probable que te llenes de información, términos y frases “neo tecnológicos”, pero no tienes que ser un experto en tecnología para hacer que esta plataforma beneficie a tu negocio. 

Una de las mejores cosas del marketing de Facebook es que puedes comenzarlo y hacerlo crecer al agregar y personalizar tu página y recursos a medida que avances.

También debes tomar en cuenta que algunas de las herramientas y servicios más avanzados que ofrece Facebook, como publicaciones patrocinadas para llegar a un mayor número de personas y clientes potenciales, vienen acompañadas de comisiones. Sin embargo, dichas comisiones pueden ser mínimas en comparación de otras formas de publicitarse más tradicionales.

Para comenzar, necesitas tener una página personal de Facebook. 

Esto es porque todas las Páginas de Negocios de Facebook necesitan de un administrador (una persona real) responsable de su manejo, cambios y de otorgar permisos a otros usuarios de ser necesario. Así que, si has estado evitando Facebook hasta ahora, es hora de crear tu página personal.

¿Ya cuentas con una página personal pero tienes miedo de lo que opinen tus clientes de tus publicaciones y fotos anteriores en Facebook? No tienes que preocuparte por mezclar tu vida personal con la profesional ya que la información en tu página personal de Facebook jamás se mostrará en la de la empresa: es parte de las políticas de Facebook.

Una vez que abras tu página personal en Facebook, ve a facebook.com/pages/create para comenzar a crear tu nueva Página de Negocios de Facebook.

Una vez ahí, haz clic en el botón Comenzar dentro de la caja Negocios o Marca. A continuación tendrás que escribir el nombre de tu empresa y seleccionar una categoría, y para hacerlo, teclea algunas letras de lo que crees que se asemeje más a tu categoría de negocios (por ejemplo: “contabilidad”). Si no estás seguro a qué categoría “pertenece” tu negocio, no te preocupes por elegir la que parezca perfecta en este momento. Puedes cambiarla e incluso añadir categorías adicionales más adelante.

Después de elegir una categoría, te pedirán que proporciones más información como la dirección y número de teléfono de tu empresa. Después te preguntarán si deseas que tu página sea pública, a lo que tienes que responder que “sí”, y luego tienes que aceptar los términos y condiciones de Facebook (los cuales puedes revisar). Finalmente, haz clic en “Continuar”.

Así podrás agregar fotos, tu nombre de usuario y tu historia.

Después Facebook te pedirá que subas fotos, incluida la principal en la portada, igual que con tu página personal de Facebook. Subir fotos es fácil e intuitivo, sólo asegúrate de que las fotos que elijas para subir muestran la empresa de la que estás orgulloso. También, siempre podrás regresar y hacer cambios, agregar o eliminar fotos.

Las fotos deben ser de proyectos anteriores completados o fotos que inspiren tu negocio, así como cualquier otra imagen que pueda atraer a clientes potenciales a contactarte.Sólo recuerda que el contenido relacionado con temas controversiales como política o creencias personales conllevan un daño potencial a tu negocio, por lo que es buena idea el mejor evitarlas.

¿Tu empresa ya cuenta con un logo? En ese caso inclúyelo como foto y utilízalo como “foto de perfil”. Si aún no cuentas con un logo o quieres crear uno nuevo, más adelante te mostraremos cómo hacerlo.

A continuación, lo que tienes que hacer es contarle a tu comunidad y a tus clientes potenciales acerca de tu negocio. Para lograr esto, haz clic en Editar Página en el menú de la parte superior, así podrás agregar la información general de tu empresa. El primer recuadro abierto te permite escribir una descripción general de tu negocio aunque el conteo de caracteres aquí es limitado por lo que debes ser breve y específico ya que esto le ayudará a los resultados de búsqueda de tu clientes.

Una vez completada la descripción, es el momento perfecto para cambiar o agregar algo a tus categorías, de ser necesario. De nuevo, teclea algunas letras y verás opciones de categorías de las cuales puedes elegir la que quieras. También te pedirán que incluyas la información general como la verán tus clientes incluyendo tu ubicación, horario de atención e información de contacto: número de teléfono, URL de tu sitio web y correo electrónico.

Los nombres de usuario son esenciales, así que asegúrate que el tuyo esté correcto.

Tu nombre de usuario le ayudará a los usuarios a encontrarte en Facebook gracias a la función “buscar” de Facebook. Simplemente utiliza el nombre de tu negocio como aparecería en cualquier lista de negocios, o incluso como se vería en un anuncio en la entrada principal de tu empresa. Sé directo (por ejemplo: “Servicios Contables Henderson”) ya que cualquier otra cosa muy “rebuscada” o larga podría confundir a la gente

Para crear o cambiar tu nombre de usuario, haz clic en Crear Página @Username en el menú de la izquierda y después aparecerá una ventana para que ingreses la información. Haz clic en Crear Nombre de Usuario cuando termines y listo.

En este punto, ya incluiste la información básica de tu empresa pero existe la oportunidad de agregar información más detallada acerca de tu pequeño negocio, y así darle a tus clientes un incentivo extra para ponerse en contacto contigo.

Para contar la historia de tu empresa con más detalle, haz clic en Ver Más en el menú de la izquierda. Después haz clic en Acerca De y en Nuestra Historia del lado derecho. No seas muy general: ¡aquí ya puedes promocionarte todo lo que quieras! Sin excederte en el texto (a nadie le gusta leer tanto), conviértelo en tu “discurso de ventas de 30 segundos” para los nuevos clientes en el que les das las razones por las que deberían explorar tu Página de Negocios de Facebook y considerar elegir a tu empresa. 

También puedes agregar aquí una de tus mejores fotos para promocionar la calidad de tu trabajo de ahora en adelante. Una vez que todo se vea como te gusta, haz clic en Publicar y listo.

¿Aún no tienes un logo? No te preocupes, crear uno es muy sencillo.

Crear un buen logo estos días puede ser fácil y económico. Recuerda que algunos de los logos más reconocibles que conoces (como el mismo logo de Facebook) fueron el resultado de innumerables horas de trabajo de diseño y branding. Los diseñadores profesionales dedican todas sus carreras a la creación de logos que comunican mucho más de lo que se ve a simple vista. 

No obstante, tu primer logo necesita diferenciar a tu empresa a una escala local (más que internacional) si trabajas como un negocio independiente. Deja que la gente de tu comunidad te identifique con esta marca.

Aunque existen muchos sitios pueden ayudarte a crear tu logo, a continuación te mostramos dos de nuestros favoritos y que son excepcionalmente fáciles de usar:

LogoMakr (logomakr.com/)

LogoMakr es intuitivo y muy directo al utilizarlo, permitiendote diseñar un gran logo en muy poco tiempo con cientos de opciones de gráficas y letras a escoger. Esta plataforma es gratis para los usuarios si promocionas a LogoMakr en donde sea que lo uses. Sin embargo, si quieres usar el logo que creaste sin promocionar a LogoMakr, te cobrarán una cantidad razonable por el arte… una inversión que bien vale la pena hacer a largo plazo.

FreeLogo (freelogo.com/)

FreeLogo tiene una herramienta de diseño similar a la de LogoMakr, haciéndola fácil de utilizar con miles de opciones de diseño e imágenes. Para comenzar, tienes que abrir una cuenta con ellos y, aunque lo promocionan como “de uso gratuito”, sí te cobran por el logo que creaste. Sin embargo, una vez que realizas la compra, te pertenece sólo a ti. Dos ventajas considerables de FreeLogo son su atención al cliente y su blog en donde podrás encontrar consejos útiles e historias de éxito con sus logos.

Ya sea si cuentas con alguien que te ayude con el diseño de tu logo o utilices un sitio en línea para crearlo, recuerda la regla universal de los logos atractivos: la simplicidad. Observa a las empresas a nivel global y tómalas como ejemplo: la paloma de Nike y el blanco de Target. Son limpios, atrevidos y fáciles de reconocer por sí solos y a distancia. Más aún, la mayoría pueden producirse sólo con uno o dos colores y recrearse en blanco y negro de ser necesario.

No cometas faltas gramaticales y evita los errores de dedo, de lo contrario ¡tus clientes se darán cuenta!

A la hora de crear nuevas publicaciones para tu Página de Negocios de Facebook te toparás con el riesgo de cometer errores gramaticales, como errores de dedo, comerte contenido, errores de puntuación y muchos más. Siendo honestos, a todos nos pasa de vez en cuando, incluso a los escritores profesionales.

Aún así, nada te hace ver tan poco profesional como los errores ortográficos en cualquiera de tus materiales de marketing. Los clientes podrían caer en cuenta por qué se sienten menos cómodos con tu negocio después de leer una publicación tuya con errores gramaticales u ortográficos… pero nuestras mentes están programadas para detectar esos errores en el idioma que se sienten “raros” a diferencia de lo que esperamos encontrar en una empresa profesional. Aunque la herramienta para la “detección de errores ortográficos” en la mayoría de los softwares como Microsoft Word es de gran utilidad, también se le escapan muchas cosas.

Afortunadamente, existen herramientas en el mercado para la detección de errores gramaticales y ortográficos que te pueden ayudar… y algunos de ellos sin costo alguno. Uno de los mejores es Grammarly (Grammarly.com). Se trata de un asistente de escritura generado por Inteligencia Artificial que actúa como una red de protección en contra de errores gramaticales y de dedo .

Para nuestra buena suerte, Grammarly es tan sencillo de instalar como de usar a diario. La versión gratuita atrapa más errores de dedo y faltas ortográficas y gramaticales que la herramienta de Word, así como errores básicos en la sintaxis y la estructura. Claro, puedes elegir la versión Premium por un costo adicional, la cual te ofrece sugerencias de estilo y vocabulario más a fondo que harán casi impecable a tu contenido.

Si eliges utilizar una herramienta en línea para la edición y corrección gramatical de tu contenido (lo cual te sugerimos que hagas), asegúrate de que funcione en varios dispositivos y aplicaciones (algo que Grammarly hace sin problemas). Esto te permitirá revisar todos tus escritos electrónicos: desde tus publicaciones en Facebook hasta los correos electrónicos que le envías a tus clientes y documentos en Word, lo cual te hará ver profesional en todos los sentidos.

Mantente actualizado… y en contacto.

Recuerda, facebook es una forma de promocionar tus servicios como trabajador independiente y conectar con clientes nuevos y actuales. Pueden contestarte directamente a través de Facebook Messenger (con un mensaje privado uno a uno) o públicamente en tu sitio.

Es muy importante que tú o alguien en tu negocio revise tu Página de Negocios de Facebook varias veces a la semana, o de preferencia a diario. Las publicaciones regulares te permitirán eliminar cualquier contenido no deseado que pueda ser obsoleto (por ejemplo: una oferta que haya vencido) y contestarle a un cliente cada vez que haya publicado un comentario, pregunta o crítica. 

No te olvides de “dar las gracias” cuando un cliente publique un halago o recomendación para tu negocio, justo como lo harías en la vida real, ¡un poco de amabilidad en el mundo digital te hará llegar muy lejos!

Por otro lado, con el actual cambio cultural que se traduce en “todo tiene que ser inmediato”, dejar a un cliente esperando una respuesta por días es una forma segura de perderlo por siempre. El beneficio de responder con rapidez a los mensajes y publicaciones en las redes sociales no sólo inicia un diálogo con los clientes si no que también da pie a iniciar una relación con ellos. Ellos comenzarán a verte como alguien que les ofrece información, ayuda, así como alguien amigable y con quien quieren hacer negocios.

Y ahora que ya conoces los puntos básicos, ¡busca nuestros consejos sobre cómo incrementar tu base de clientes en tu Página de Facebook en la segunda parte de esta serie!